Buscando la camisa de la talla correcta

Hay algo que es muy cierto y es que no todos los fabricantes usan el mismo molde para crear las piezas, las características de cada camisa son diferentes, la región influye también, mucho me pasa que cuando las camisas son de una marca las tengo que comprar de una talla, pero tengo que comprar otra para otras marcas y de seguro eso le sucede a muchas otras personas.

Este post forma parte de la serie de publicaciones que estaré haciendo como continuación de “Los 7 pecados mortales del estilo: Ropa mal entallada” dando consejos para encontrar las piezas que realmente te quedan bien.

A continuación algunos detalles que te ayudarán a encontrar esa camisa, son básicamente los “must” y “must not” que debes tomar siempre en cuenta a la hora de comprar una camisa para asegurarte de que esta te queda bien y que realmente es tu talla. Si en este preciso instante te sientes identificado con alguno de los puntos que voy a mencionar, es un síntoma de que la camisa que llevas puesta no es de tu talla, por ende es hora de dejar de usarla.

En primer lugar, tu comodidad juega un papel importante a la hora de vestir, qué tan cómodo te sientas con lo que llevas puesto es un factor crucial, pero estemos conscientes de que cómodo no quiere decir usar ropa dos o tres tallas más grande, puedes usar ropa de tu talla y aún así estar cómodo.

Si te pones la camisa y te das cuenta de que la misma te aprieta mucho o la sientes muy justa al cuerpo, si se marcan las hasta las “llantas” que no tenías idea de que estaban ahí, o los botones están a punto de salir disparados como proyectiles y atacar a quien esté a su paso, definitivamente es hora de aumentar tallas, porque esa camisa es muy pequeña para ti.

Uno de los signos más notables de que una camisa te queda grande es ese globo tan molesto a la vista que se hace alrededor de la cintura cuando la metes dentro del pantalón. Es normal que la camisa, con los movimientos del cuerpo, se salga y se englobe un poco, pero cuando la camisa te queda grande, al meterla dentro del pantalón notas primero que nada el exceso de tela por los grandes pliegues que se hacen en la cintura y segundo, la misma se engloba inmediatamente.

Una camisa que te queda muy pequeña no solo te aprieta, sino que tiende a incomodarte a la hora de realizar los movimientos más normales debido a la falta de espacio que le queda al cuerpo. Por no ser una camisa de tu talla, la tela, lógicamente, se estira tratando de cubrir tu torso como debería, al punto de que los botones parecen estar apunto de reventar y no conforme con todo lo antes mencionado, cada vez que te sientas la camisa se engloba a lo largo del torso encogiéndose y al ponerte de pie tienes que estirarla y acomodarla.

¿Entonces en qué fijarse para elegir la camisa correcta?

Buscando la camisa de la talla correcta

Hay varios factores a tomar en cuenta para identificar una camisa que te queda bien, en primer lugar el cuello de la camisa nunca te debe apretar, por el contrario, debería solamente rozar tu cuello, un signo indiscutible de que el cuello de la camisa está demasiado apretado (además de la muerte por asfixia) es que cuando giras la cabeza el cuello de la camisa gira contigo. Para evitar esto y asegurarte de que el cuello de la camisa es del tamaño correcto, intenta introducir un dedo dentro una vez que ya esté abrochado, deberías poder hacerlo con facilidad y sin sentir presión contra tu piel. En caso de usar un blazer o traje, el cuello de la camisa debería sobresalir del cuello del blazer alrededor de un centímetro.

Como mencionaba antes, cada fabricante utiliza moldes completamente diferentes para las camisas, no siempre una camisa M de una marca será igual a una M de otra y esa diferencia afecta también el largo de las mangas lógicamente. Muchas veces nos encontraos con camisas que nos quedan bien, pero tienen las mangas muy largas o muy cortas y ¿cómo saber en realidad cuál es el largo correcto de las mangas de la camisa?

Pues fácil, los puños de la camisa deben llegar hasta el punto donde comienza la mano, con el brazo completamente extendido hacia abajo. Si la camisa es para usar con un saco, es aún más fácil de identificar, siempre debe quedar alrededor de media pulgada de la camisa fuera del saco, si queda menos o mucho más, entonces las mangas son o muy cortas o muy largas respectivamente o en todo caso es el saco el del problema. De acuerdo con los sastres, los puños de la camisa deben dejar suficiente espacio para que quepa un reloj de tamaño medio tanto en camisas de puño sencillo como en camisas de puño francés.

En cuanto al corte de los hombros, es importante que la costura que indica el inicio de los hombros quede exactamente en estos, donde debe estar, y no más abajo, no hay problema realmente si la costura queda un poquito antes o exactamente donde acaban los hombros, pero jamás debe quedar después, de igual forma los hombros de la camisa deben estar situados exactamente sobre la clavícula.

Uno de mis grandes problemas con las camisas son las mangas, aparte de el problema de las mangas muy largas o muy cortas que mencioné antes, está también la situación con las mangas muy anchas. Las mangas de la camisa no deben ser demasiado ceñidas a los brazos, esto no solo es incómodo, sino que, aunque muchos no lo crean, no se ve para nada bien, tampoco deben ser demasiado anchas ya que la camisa parece prestada y es poco elegante.

Hay que tratar siempre de encontrar un punto medio, de igual forma siempre que las mangas sean muy anchas tienes la opción de recurrir al sastre para solucionar la situación, pero una camisa con mangas demasiado ajustadas no tiene otra solución más que dejar de usarla y comprar una nueva.

Ya sea que vayas a usar la camisa por dentro del pantalón o por fuera del mismo, el largo influye mucho en cómo te veas y es un tema que debes tomar siempre en cuenta. Una camisa muy larga, por dentro del pantalón, comienza a salirse y englobarse con facilidad y por fuera parece prestada y te hace ver más bajo, en cambio una muy corta por dentro del pantalón se sale con facilidad, dejándote en evidencia y por fuera parece que le faltó tela para cubrirte.

El largo tu camisa debería permitirte los movimientos naturales sin problema, sin incomodarte por ser demasiado corta y ni salirse del pantalón o englobarse por ser demasiado larga. El largo ideal de una camisa es más abajo de la correa, pero sin cubrir por completo de los bolsillos del pantalón.

La camisa es, sin duda, el elemento principal del armario masculino, hoy en día muy poco mandamos a hacer las camisas sino que, por el contrario, las compramos en tiendas, por esto es de suma importancia saber elegir la camisa correcta y asegurarnos de esta manera de que nos queda bien y de lucir como realmente queremos.

2 thoughts on “Buscando la camisa de la talla correcta

  1. Great article. I love being able to find awesome material from someone in Panama. I have had a hard time finding worthwhile content online made by Panamenians. Y lo que dices sobre las camisas es muy cierto. He tenido un poco mas de suerte ahora encontrando ropa que me quede, siendo flaco y mas o menos alto, ya que siempre encontraba camizas con la manga muy corta, o que me quedaban muy holgadas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s